Inicio

EL COMIENZO DE ALGO QUE NI YO MISMA SÉ

Hoy es un día extraño, me he levantado con ganas de sentir, de expresarme, de vivir, así que después de amanecer bien temprano me puse a seguir leyendo en mi e-book la historia de una chica, ahora mujer, que me ha llegado fondo. Así que después de estar más de dos horas terminando mi novela, por fin la he acabado. Y como todas las que llevo leyéndome desde este verano, me dejan buena sensación, o simplemente me dejan enamorada, o cabreada, o necesitada de más o……….

Pero esta última no sé por qué me ha dejado distinta al resto, no tengo esa sensación que suelo tener con el resto de libros que actualmente leo, tiene que ver con unas ganas de gritar y entenderme a mí misma, que hasta yo misma me hago un lío. Con estos dos libros de una misma historia “Martina con vistas al Mar” y “Martina pisando tierra firme” le he podido dar sentido a muchas cosas que no entendía.

Como digo he entendido por fin muchas cosas, pero algo me ha calado mas que el resto, algo que me tenía confusa, y que no sabía expresarle a mi pareja lo que me pasaba, por fin lo sé, yo creía que el tiempo había matado nuestra pasión, que no nos entendíamos, ya no veía en él al chico del que me enamoré, y lo peor es que no sabía por qué, pensaba que era rutina, o que simplemente habíamos dejado de amarnos, ya que yo sabía que cariño existía y que también nos queríamos, pero ya nada era igual. Somos padres de dos niños, que abarcan la mayor parte de nuestro tiempo, estamos en paro los dos, y la situación la verdad es que no está muy brillante, pero aún así, seguimos juntos, pero por qué?

Anoche lo entendí, sentí que era lo que me aturdía, y era algo tan sencillo como que ya no veía en sus ojos amor, ya no me miraba como cuando emprendíamos él y yo solos este camino, ya no me hacía el amor con sus ojos, eso es lo que yo anelaba. Nos habíamos dedicado a formar una familia, sin prestar atención a lo que un día comenzamos, y la vida es mas sencilla de lo que creemos, y creo que no debemos olvidar nunca y hacer que desaparezca esa mirada, solo con mirarnos a los ojos, nos entendíamos, nos amábamos, nos hacíamos el amor.

La verdad es que yo no soy mujer de muchas palabras, siempre me ha gustado funcionar a través de tarjetas y cartas para expresarme y mostrarme tal como soy. Lo hacía con mis hermanos cuando éramos pequeños, con mis amigas en mi época adolescente, y ahora con mi pareja, hasta con mis hijos he empezado a hacerlo. Parece que cuando no tienes a la persona enfrente te cuesta menos dejar salir todo lo que sientes. Y también me encanta que hagan lo mismo conmigo, entre mis hermanas y yo sigue existiendo ese vínculo. Y con mis amigas también, esto del whasap es maravilloso jajajaja. Pero estamos tan líados y como nos vemos siempre, no existe ese vínculo con mi pareja, hace tiempo que lo perdimos no sé porque. Hoy le escribí un mensaje como hace muchos años que no hacía, y me he sentido genial. Pero cómo no, él no ha contestado, solo ha dicho qué bonito, pero yo no buscaba eso, yo buscaba algo más. Tan difícil es? Yo creo que no, pero bueno daremos tiempo.

Creo que nuestra relación necesita un paso mas adelante, y en ello estamos, después de dieciséis años juntos que te depara el destino? Pues no lo sé ni me importa, yo me conformo con que me vuelva a hacer sentir mariposas en el estómago, y me mire haciéndome el amor con sus ojos, que ridículo, pero lo hecho de menos, añoro por lo que un día empezamos y por lo que a día de hoy seguimos juntos.

Por eso hoy es el día del comienzo, del comienzo de algo que ni yo misma sé.

Un pensamiento en “Inicio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.