La mirada del ayer

Imagen relacionada

La mirada del ayer es lo que te hace entender que a pesar del recorrido establecido…

Seguimos siendo los mismos. Aquellos que un día se despidieron con arrugas en los ojos del daño causado por el hecho de estar juntos.

Dentro de la similitud, algo era distinto y esa … era yo.

A pesar de nuestra pequeña distancia, había un abismo.

Doy gracias a la vida por la experiencia de nuestros caminos enlazados, por todo lo que aprendí, porqué así tenía que ser. Ya no culpo a nadie, ni siquiera a ti, son sendas que escogemos libres, retos que nos proponemos y que, una vez aprendidos…buscamos el siguiente.

Gracias a ti aprendí a quererme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.