¿A quién le hago caso?

Resultado de imagen de el despertar de la adolescencia

Tu piel rozando mis yemas

Tus labios dejando la húmeda huella de tus besos

Palpito en cuanto te veo y, cuando no estás te echo de menos

Sensaciones nuevas para mí se sumergen en mi cuerpo

Nostalgia de una niñez apocada, donde los mensajes escritos en un papel de mano a mano pasaban hasta llegar al lugar directo que tras un primer vistazo, la sonrisa que conllevaba, delataba cualquier secreto.

Quiéreme como entonces, despacio, con timidez, sin apremio alguno…

Contradicciones enlazadas, la razón me dice que espere, que no me deje llevar, que disfrute un poco más de esta inocencia alocada y, mi mente desarma cualquier aviso, necesita sumergirse en la pasión al conectar dos almas enamoradas.

¿A quién le hago caso?

2 pensamientos en “¿A quién le hago caso?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.