Al son

Imagen relacionada

Dejo de sonar, mis oídos quedaron sordos de su ausencia, mis pies sin ritmo pararon en ese instante, mis brazos volvieron a su posición inicial y entonces sentí el vacío, aquel que embriaga la añoranza de una pérdida.

Me dispuse a seguir danzando al son de una música ficticia, aquella que seguía sonando en mi cabeza y a pesar de miradas y risas, me dio todo igual.

Un valiente decidió no dejarme sola, e imitó mi ritmo, y al son de nuestro baile la música volvió a sonar.

                                                                                                                                    Noahsensualbook

2 pensamientos en “Al son”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.