Un café con sal

Quien no se tomaría “Un café con sal” con Willy? Un inglés atractivo, educado, galante y muy sensual. Yo misma querría más que un café jaja. Megan Maxwell me ha gustado tu novela. Una historia en la que nos podemos vernos reflejadas algunas. ¿Quien no se ha enamorado nunca de un chico mucho mayor que nosotras? Me ha entretenido tanto que en una sentada me la leí. Eso es lo que tiene Megan en sus novelas, te haces adicta a sus relatos. Le doy un 8 porque se me ha hecho corta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.