Archivo de la categoría: Relatos Noahsensualbook

Resultado de imagen de lluvia pelo mojado

La lluvia moja mi pelo con intensidad

Las gotas van bajando por mi cara arropando la tristeza que me embriaga hoy

Siento como si intentara limpiar todo aquello que provoca este mal

Debe saber mis sentimientos, porque llegó en el momento perfecto

Me alivia, me acaricia, me arropa como una madre a su pequeño cuando cae

Es la primera vez que te veo distinta

Tus gotas calman este alma perdida de soledad

Gracias es lo único que puedo decir

y sin más sigo camino sintiendo las gotas de esta lluvia que me hace feliz

Aquí y ahora

Imagen relacionada

Pasos en la calzada distantes de los míos

Sigilosa tras mis tacones me escondo en el primer portón que veo

Excitada espero que pases, mientras mi imaginación llega hasta la zona erógena de tus pantalones

No creo que pueda aguantar ni un día más. Llevo viéndote siempre a la misma hora y cada día mi inquietud aumenta un poco más

Sin darme apenas cuenta mis labios son arrollados por una boca ardiente. Intento abrir los ojos, pero prefiero dejarme llevar, sé que eres el mismo hombre que llevo viendo durante tres semanas

Mis pezones son llamados a un culmen de placer solo con el roce de tus dedos a través de mi jersey

Mis ojos quieren ver la realidad del momento, pero la vergüenza no permite hacerlo

Quiero mas de este hombre, apenas lo conozco y tengo necesidad de que entre en mi cuerpo

De repente siento un vacío inesperado, solo queda impregnado el aroma de un perfume varonil en mis manos, al abrir los ojos descubre que ese olor proviene de una tarjeta misteriosa donde solo viene un teléfono y un… ¡llámame, llevo viéndote tres semanas y esperando este momento igual que tú!

Piedra, papel o me besas

Resultado de imagen de me besas

Risas enrolladas en ramas que albergan lo esperado de cualquier mañana

Tras de ti espero la tuya

Sentada, mis ojos se esconden tras las hojas de un libro que expresa el deseo de ver a su alma gemela.

Yo espero a la mía… solo mirarte me llena de vida.

Ya en plena calle, disimulo al verte, pero a pesar de mi intriga… nuestros ojos se encuentran, se reconocen y en una sola expresión guarece el deseo de un amor primerizo, sincero y ecuánime.

Cinco segundos seguidos de mirada a tus labios, son suficientes para que las comisuras de los tuyos me coman en la distancia…

Te deseo (susurro sin que nadie me oiga, solo nuestra mente lo escucha)

Uno, dos, tres… te tengo cerca, cuatro, cinco… piedra, papel o me besas.

I miss you

Resultado de imagen de te echo de menos

Olvide el olor de tus mañanas en mi hogar

Olvide nuestros cómplices desayunos

Olvide las arrugas de mi lado de la cama

Olvido cada día un poco más, y en vez de añorarte… la coraza que alberga en mí, impide que cualquier sentimiento salga a la luz

Me siento fría y despreciable, la peor esposa que pudo existir

Eso es querer… ¿o cada uno tiene una forma distinta de manifestarla?

Lo único que sé es que tras unas lágrimas que no quieren salir, existe un te  echo de menos enorme, más de lo que realmente expreso.

Aquí te espero

Resultado de imagen de te espero

Lección para ti? para mí? O quizás para los dos?

Quién sabe

Abrumador aprendizaje. Horas inmersas de actividades, agotamiento y sobre todo tener que llevar la coraza de una guerrera ante los ojos del resto.

Ante los ojos azules como el cielo pude permitirme el lujo de caer un poco, para que en unos instantes consiguiera subir como la espuma y estar bien para el resto que quedase por completar de ese gran puzzle que es la vida, lleno de emociones y sobresaltos.

Saque fuerzas de sitios insospechables, la ira a veces recorría mi mente, y mientras el monstruo intentaba salir, algo apaciguaba el alma en susurros incesantes.

Tranquila espero el momento de que las cosas vuelvan a su cauce, como el día a la mañana y, la oscuridad a la noche.

Si mi lección fue el tiempo, las manecillas de mi reloj siguen contando. Si fue otra, todavía no la veo. Solo puedo dar las gracias por todo, porque a pesar de la adversidad, siempre pudo ser peor.

Como un ave necesita volar, yo necesito que vuelvas a tu hogar.

Aquí te espero.

¿Quién?

Imagen relacionada

La soledad invadió mi casa

Quiso sacarme de allí

Resistí instantes suficientes hasta que las únicas fuerzas de mi cuerpo dejaron de estar

Sumida en la tristeza, cualquier rayo de esperanza afligía mas

Pasaron los días, los meses, los años…

Y aquella muchacha de cabellos dorados paso a ser mujer, destacada por su tez pálida y,

donde hubo dorado, quedo blanco

¿Qué paso para que todo cambiará, fue la soledad, o gano la tristeza?

Un hombre apareció perdido en una noche de luna llena, tocando la única puerta que llamó su atención

Ella, a pesar de la gran pena que llevaba como vestido puesta, decidió atender a ese gran hombre, a pesar de no conocerlo de nada

Fue un flechazo instantáneo, de aquellos que impregnan el corazón con una vitalidad nunca más vista

Pasaron los días, los meses, los años…

Y aquella mujer de caballos blancos, paso a ser muchacha, destacada por su tez juvenil y, donde hubo blanco, quedo dorado

¿Qué paso para que todo cambiara, fue la compañía, o gano el amor?

Quiérete mucho

Imagen relacionada

Los ojos de la niñez siguen asomando en tu adolescente cara.

Crees que sabes mas que nadie y permíteme rectificar tus pensamientos…

Son nuevas experiencias que te toca a ti pasar y hasta ahí, de acuerdo.

Ahora me toca a mí estar en el lado que no gusta…hagámoslo lo más fácil posible.

Intentaré entender tu adaptación a la madurez, pero no me pidas cosas que contradicen mis principios.

A pesar de todo, estaré para posibles caídas que puedan venir, siempre ha sido así, y no dudes que por mi parte…aquí estaré.

Lo que decidas, será tu elección, pero nunca olvides que los buenos amigos son aquellos que nunca se avergüenzan de ti, que respetan y no juzgan.

Quiérete mucho, todo empieza por el amor a uno mismo, con eso, lo demás será como tenga que ser.

Gracias 2017

Imagen relacionada

Tendencia a despedir estas últimas horas de un año para mí demasiado especial. La necesidad de expresar entre líneas la magia del 2017 es lo que me trae hasta este sencillo teclado y así sin mas….

Gracias, gracias, gracias. Un año de muchas experiencias nuevas, dónde las risas y conflictos internos es lo que más predominio ha tenido. También un nacimiento inesperado, aquel que me ha llevado a crecer espiritualmente.

Dudas incesantes, retos, melancolía, perdones, caricias, abrazos, respeto, tolerancia, entendimiento, paz, tranquilidad, un antes y un después, pero lo que más… amor, mucho amor del incondicional, del que te impregna el alma.

Una mochila cargada de personas maravillosas que siempre tienen un mensaje para ti.

Para mí cada día de este año que dejamos queda envuelto en un gran agradecimiento porque lo que siento es difícil de explicar, mis palabras quedan mudas ante lágrimas de felicidad.

Y así sin más…Gracias, gracias, gracias. Hecho está, hecho está, hecho está…

La mirada del ayer

Imagen relacionada

La mirada del ayer es lo que te hace entender que a pesar del recorrido establecido…

Seguimos siendo los mismos. Aquellos que un día se despidieron con arrugas en los ojos del daño causado por el hecho de estar juntos.

Dentro de la similitud, algo era distinto y esa … era yo.

A pesar de nuestra pequeña distancia, había un abismo.

Doy gracias a la vida por la experiencia de nuestros caminos enlazados, por todo lo que aprendí, porqué así tenía que ser. Ya no culpo a nadie, ni siquiera a ti, son sendas que escogemos libres, retos que nos proponemos y que, una vez aprendidos…buscamos el siguiente.

Gracias a ti aprendí a quererme.

Miro, remiro y vuelvo a mirar

Resultado de imagen de un invierno en el cielo

Miro, remiro y vuelvo a mirar. Son tus cálidos rayos que deslumbran en el cielo los que sacan la sonrisa de esta boca insulsa sin ganas de expresar.

Tu azul característico de un frío invierno, acompañado de nubes de algodón hechas en el reino de cualquier cuento.

A través de tu espectáculo consigues llenar… miles de ojos felices gozan de tu obra teatral.

Solo dar las gracias de esta casualidad, de poder mirar y admirar los paisajes que dejas al pasar.

Hoy alzaste mis comisuras, mañana quizás me hagas llorar, pasado… miraré, remiraré y volveré a mirar la destreza de ese pincel en el cielo de una belleza distinta a la de cualquier lugar.